EL BALÓN A LA MEDIDA DEL NIÑO

  La norma FIFA dice que: “el balón reglamentario de fútbol tiene que ser de cuero o similar, con un perímetro de entre 68 y 70 cm. Su masa varía de 410 a 450 g y su presión de inflado, de 1,6 a 2,1 atmósferas”.