MÉTODO DE TRABAJO DE GAIZKA GARITANO.

La Soledad del Entrenador Dentro Gaizca 1

“No critiques a un entrenador sin saber como trabaja, como dirige un entrenamiento, como da una charla, o como gestiona un vestuario”.

Tomando como referencia la frase anterior, os ofrecemos un extracto de la charla organizada por el Comité Gallego de Entrenadores en Lugo, el pasado mes de diciembre. En ella participó Gaizka Garitano, explicando como trabaja, como son sus tareas, y como es una semana de trabajo en su equipo.

Inició su exposición recalcando que: “El entrenamiento tiene que conectar con el modelo de juego, como entrenas tiene que parecerse a cómo juegas. Lo que entrenas tiene que verse en el partido”. “Cuando llegas a un equipo, eliges un estilo de juego, desarrollas un sistema y a partir de ahí defines las tareas. Yo he vivido como futbolista procesos no circulares: entrenábamos posesiones, sacábamos de puerta en corto; pero llegaba el domingo y jugábamos directo con nuestro delantero, aunque no lo trabajásemos en los entrenamientos.

Por otra parte: si quieres ser un equipo muy ofensivo y sacar el balón desde atrás, tener mucha creación y caudal ofensivo, pero luego juegas con cinco defensas sin proyección de los laterales… tu estilo de juego no encaja con tu sistema”, añadiendo que organiza sus tareas para trabajar “cinco fases del juego: qué queremos hacer cuando nuestro equipo tiene el balón, cuando no lo tiene, cuando lo roba y cuando lo pierde. Y aparte, el balón parado. Eso es lo que entrenamos”.

La Soledad del Entrenador Dentro Gaizca2

 

Entrenamiento y Tareas.

No plantea nuevos ejercicios en cada sesión, sino que repite los mismos hasta que el grupo los mecaniza. “Tenemos variedad, pero no excesiva. Después de entender y mecanizar el ejercicio, el futbolista ya sabe la trampa y no se cumplen los objetivos”, justifica Gaizka, “en los entrenamientos enseñamos los conceptos del juego y trabajamos el modelo de juego. El equipo debe tener un lenguaje propio con esos conceptos, ese lenguaje que manejan el entrenador y los jugadores para saber qué hacer en cada situación. Lo que se trabaja es el modelo de juego. Hace años se hacían rondos, posesiones, centros y remates; pero en un entrenamiento con esas características no se trabajaba el modelo de juego”.

La táctica es lo más importante para él, el sustento de su trabajo. “Estoy de acuerdo con la periodización. Es lo más importante, lo demás viene junto: la técnica, la preparación física…”

Sus entrenamientos tienen que ser divertidos y amenos, cada jugador realiza cada una de las tareas ocupando su verdadera posición. “Cada integrante de la orquesta debe tocar su propio instrumento. El lateral derecho está de lateral derecho en el 80% o 90% de los trabajos de los entrenamientos, aunque sean de fuerza o de velocidad”.

Sesiones son de un máximo de noventa minutos de duración, a veces menos pero nunca más. Cuenta con 21 futbolistas de campo en cada una, dos por puesto con un extra por si hay una lesión o cualquier tipo de incidencia.

 

La Soledad del Entrenador Dentro Gaizca 3

 

Así es una semana de trabajo con el Deportivo de La Coruña.

El técnico coruñés compartió el esquema de una semana de trabajo en el Deportivo.

▪   Lunes. Los que no tuvieron minutos el domingo llevan a cabo un trabajo de compensación, para el resto recuperación. Por la tarde, el cuerpo técnico vuelve a ver en vídeo el partido del domingo, con una particularidad: lo hacen por separado para extraer conclusiones distintas, que después ponen en común. Además, preparan la semana en base al encuentro anterior, al siguiente y, como siempre, a desarrollar el modelo de juego.

▪   Martes. Día de descanso para la plantilla, salvo jugadores lesionados. Jornada en la que comienzan a ver partidos del próximo rival. José Luis Ribera se encarga de elegir y extraer cortes con lo fundamental, pero a Garitano le gusta verlos personalmente, costumbre que mantiene desde la época en que no disponía de tantos colaboradores.

▪   Miércoles. Entrenan en espacios reducidos: fuerza explosiva, resistencia a la velocidad, potencia aeróbica y subsistemas. Trabajos con poco espacio y pocos futbolistas, pero manteniendo la máxima: que tengan relación con el modelo de juego. “Si hacemos un seis contra seis, el subsistema es un 2-3-1 porque solemos jugar con un 1-4-2-3-1”. La plantilla ve el vídeo del encuentro anterior, con el objetivo de reforzar lo positivo y corregir errores. Por la tarde, los técnicos comienzan a perfilar un plan concreto para el partido siguiente. “Ya nos hemos visto a nosotros y al rival y estamos preparados para eso”.

▪   Jueves. Los espacios se amplían, se hacen más similares a los de un encuentro real. Se trabaja táctica, modelo de juego y resistencia mixta, entre otros aspectos, en una sesión que se graba en vídeo. Esa misma tarde se reúne con sus ayudantes para examinar esa grabación, dado que este es el entrenamiento en que se empiezan a hacer cosas que se espera reproducir el domingo.

▪   Viernes. Trabaja el balón parado, se proponen tareas con componente lúdico para liberar al grupo. Esa jornada, el cuerpo técnico tiene decidido el once titular del domingo y disfruta de una tarde de desconexión. “Hacer algo de deporte, tomar un par de cervezas… con los años aprendes que es importante que el entrenador llegue fresco al partido para estar tranquilo en momentos cruciales. No puedes llegar saturado de fútbol”.

▪   Sábado. Entrenamiento pre partido. Se comunica la alineación a los jugadores y se les muestra un vídeo con los detalles más importantes del próximo rival. El cuerpo técnico repasa la última hora del oponente, su convocatoria y la rueda de prensa de su entrenador. Y no dejan de ver los encuentros de la jornada, porque “siempre pueden darte alguna idea”.

▪   Domingo. Día del partido. Se prepara la charla técnica y se repasan los últimos detalles sobre el propio equipo y el adversario.

 

Miguel Angel Aroca

TWITTER:@m_aroca14

INSTAGRAM: Miguel Angel Aroca

 

Deja un comentario