LA FORMACIÓN DEL ENTRENADOR DE PORTEROS.

De una forma u otra, el portero de fútbol siempre se ha entrenado de una manera específica, diferenciada del resto del equipo. Aunque nos parezcan lejanas aquellas sesiones de entrenamiento en las que el entrenador o su asistente dedicaban, mientras el resto de jugadores estiraban en el campo o daban la sesión por concluida y se iban a las duchas, media hora extra de trabajo a los porteros, lo cierto es que hasta no hace tanto esto era bastante habitual. Hace poco tuve la ocasión de compartir un café con Bert Trautmann, el que fuera legendario portero del Manchester City. Me contaba como allá por los años 50 gran parte de las sesiones de entrenamiento las dedicaba a mejorar su técnica de blocaje, a perfeccionar el modo de atacar al balón en el juego aéreo y en pases interiores, a optimizar su distribución del juego con las manos pero sobre todo con el pie, a jugar de hombre libre tras la línea defensiva. Pero ¿cómo lo hacía? Pues por su cuenta, con algún compañero que se ofrecía voluntario a tal fin, con el mismo entrenador o simplemente con quien estuviera sencillamente disponible. El entrenamiento específico del portero ya existía, como siempre ha existido, aunque fuese de forma marginal y poco estructurada. Trautmann fue un portero completo, capaz de controlar el juego. Ahora que se habla tanto de lo que debe ser un ‘portero moderno’, convendría echar un vistazo al pasado para darnos cuenta de que no hemos inventado tantas cosas, aunque ese sería otro tema a tratar con mayor profundidad.


Bert Trautmann (1923), 508 partidos con el Manchester City.

Como decíamos antes, ese entrenamiento más o menos indiscriminado del portero de futbol, en todas sus edades, no se ha estructurado hasta hace relativamente bien poco. La figura del entrenador de porteros, bien como parte integrante de la estructura de un club, bien como integrante de un cuerpo técnico, es bastante reciente si tenemos en cuenta que el futbol es un deporte centenario y altamente profesionalizado. Hoy en día, es difícil encontrarse con porteros que de alguna manera u otra no reciban, desde edades tempranas, una formación específica, aunque todavía estamos lejos de poder ofrecer una enseñanza suficiente y de calidad que permita desarrollar el potencial de aquellos niños que deciden ser porteros de futbol. 
Organismos futbolísticos nacionales e internacionales están desarrollando una labor creciente con el objetivo de crear un curriculum formativo que sea capaz de formar entrenadores de porteros cualificados y en posesión de un reconocimiento profesional que los equipare al resto de profesionales del futbol. Existe una considerable y valiosa oferta formativa desde la iniciativa particular o de asociaciones de entrenadores de porteros que contribuyen al mismo fin, aunque no vamos a referirnos a ellas en este articulo. Centrémonos, en cambio, en cómo estructuran diversas federaciones de fútbol en Europa la formación del entrenador de porteros de fútbol.

Inglaterra

A través de The Football Association (The FA), Inglaterra ha sido de los primeros países en consolidar un curriculum formativo bien estructurado que abarca desde las fases iniciales de formación hasta el alto rendimiento. Los cursos iniciales se imparten en los distintos ‘counties’ (regiones) del país, lo que facilita el acceso a los mismos. Son cursos cortos e intensivos con un alto contenido práctico y metodológico. Como podemos ver en el siguiente esquema, los cursos que oferta The FA son:

  • The FA Goalkeeping A Licence

  • The FA Goalkeeping B Licence

  • The FA Goalkeeping Level 2 Certificate

  • The FA Goalkeeping Level 1 Certificate


España

La Fundación de la RFEF convoca este año el ‘V Curso de Especialista en Entrenamiento de Porteros de Fútbol’. La oferta formativa federativa en España se concreta en este curso, de gran aceptación. Se convoca anualmente en la ‘Ciudad del Futbol de la RFEF’ en Madrid y tiene una duración de cuatro meses, con una asistencia de dos días al mes. La obtención de este título, unido al hecho de estar en posesión del Nivel I de Técnico Deportivo en Fútbol, permite el acceso a la licencia federativa de ‘Entrenador de Porteros’.

Italia

La Federazione Italiana di Gioco Calcio (FIGC) convoca desde el año 2010 un curso de una semana de duración en sus instalaciones de Coverciano. Recientemente han anunciado la organización de otro curso, éste de tres semanas, dirigido a la formación de los entrenadores de porteros del fútbol base. Por su parte, la Asociazione di Preparatori di Portieri di Calcio (APPORT), dirigida por Claudio Rapacioli, viene organizando durante los últimos años un interesante curso de formación que cuenta habitualmente con destacados ponentes a nivel internacional. Durante el tiempo que entrenamos al Inter de Milán pude constatar que la escasa oferta de contenidos específicos en la FIGC se suplía con una notable producción a nivel particular y asociativo de gran difusión en todo el país.

Suiza

La Association Suisse de Football (ASF) ha desarrollado durante los últimos años un programa formativo de estructura similar al que hemos visto en Inglaterra. Se compone de:

  • Nivel 1: Dirigido a la formación de entrenadores de porteros en fase de iniciación.
  • Nivel 2: Dirigido a la formación de entrenadores de porteros de fútbol base.
  • Nivel 3: Dirigido a la formación de entrenadores de porteros a nivel profesional.

Los cursos son de corta duración e intensivos y la experiencia como entrenador de porteros tras la realización de un nivel es necesaria para poder optar al siguiente. Patrick Foletti, al frente del departamento de entrenadores de porteros de la ASF, está realizando un interesante trabajo de actualización y reestructuración del curriculum formativo ofertado por la Federación.

Finalmente FIFA, por su parte, lanzó a finales de 2011 un programa de formación dirigido a entrenadores de porteros de diversos niveles. El programa, todavía en fase piloto, comprende la elaboración de ‘dvds’ y manuales así como la organización de seminarios. Se espera que el programa se pueda desarrollar en su totalidad en 2012 y que pueda servir de referente a futuras iniciativas a nivel mundial.


Lo expuesto no es más que un breve repaso a una realidad que nos indica que la formación específica y estructurada del portero de fútbol era una necesidad a la que poco a poco se le ha ido dando respuesta. Todavía queda mucho por hacer pero, en mi opinión, se está avanzando por la senda adecuada.

EL BLOG DE RAFA BENITEZ

www.rafabenitez.com

Deja un comentario