El entrenador multiusos del fútbol base modesto.

El entrenador en un equipo modesto

Siempre hablamos de la importancia del entrenador en el fútbol base, pero no tantos se paran a pensar de las tareas del mismo.

Todos los entrenadores de fútbol base no tienen la suerte de contar con un cuerpo técnico como las grandes canteras (primer entrenador, segundo entrenador, entrenador de porteros, preparador físico, fisioterapeuta y delegado) y esa situación hace que la capacidad de trabajo y de concentración del entrenador aumente, si no, no podrá ser un buen formador.

Mi primera recomendación después de saber que te encuentras “sólo” con tus pequeños futbolistas, es la de crear un plan de trabajo con tu cuerpo técnico “único”

Preparar tu entrenamiento y tu material para realizarlo.

Cada entrenamiento tiene que integrar el trabajo con el portero, tiene que incluir finalización en portería, ya que no tendrás un entrenador de porteros.

En este caso, hay muchos entrenadores que no prestan atención al portero y preparan sesiones solo de rondos, posesiones etc., grave error, ya que como entrenador, al portero le vamos a exigir algo que no ejercita y nos puede llevar a frustraciones innecesarias. (Nunca exijas algo que no trabajas en los entrenamientos y menos en etapas de aprendizaje).

Dos…Incluyendo el balón y los juegos en la medida de lo posible, tendrás que preparar sesiones de trabajo que incluyan trabajo físico, aparte de trabajo de portería, ya que tampoco cuentas con un preparador físico.

Todo esto tienes que manejarlo mientras te van surgiendo impedimentos, faltas de asistencia de última hora, lesiones…recuerda que entrenas niños, pueden surgir problemas en cualquier momento, no dependen de sí mismos para acudir a los entrenamientos, viajes familiares, médicos…asique hay que tener paciencia y tener capacidad de improvisación.

¡Por último, la competición! Llega el último entrenamiento de la semana, turno de la convocatoria. Tu eres el que tiene que hacerla, darla, recogerla, revisar si les caduca el reconocimiento médico, preparar la ropa para el partido, las fichas, los petos para los jugadores del banquillo, las setas para delimitar el calentamiento (si hay suerte y campo libre para calentar), los balones (inflarlos), las botellas de agua, el botiquín, rotuladores, pizarra y ¡lo que haga falta!

Prepara el partido de la mejor forma posible, llega, saluda, entrega las fichas, dales la ropa, prepara el calentamiento, recuérdales el trabajo de la semana, reza para que no se lesione ninguno (recuerda que encima tendrías que salir a atenderle tú porque estás solo) y ¡a disfrutar del partido!.

 

Santiago Moreda Vila. @santimoreda

Entrenador Nivel I.

Entrenador de fútbol en la fundación REAL MADRID.

Entrenador de fútbol en las categorías inferiores del Aravaca C.F,

 

Deja un comentario