El entrenador-educador; pilar importante en la formación.

El entrenador-educador; Pilar importante en la formación.

Como se ve en el título, el término educador va unido al de entrenador ya que considero que esta es la función más importante del entrenador en el fútbol base. Educar.

Los que entrenamos en etapas primarias, que comprenden sobre todo, desde prebenjamínes hasta alevínes tenemos a nuestra disposición un pequeño animal que según como lo enseñemos, tratemos y nos dirijamos a él podremos influir en su desempeño posterior en la vida adulta.

Al encontrarnos en la parcela deportiva de la vida del niño, debemos incidir en valores como el compañerismo, el juego limpio, el esfuerzo, el compromiso, etc. De esta forma, irá en beneficio de todos, ya que nuestro equipo será el primer beneficiado, y como no, lo más importante, estaremos educando en valores.

Este educar, nos lleva al siguiente punto de mi reflexión, si yo educo para formar buenos chicos, ¿Por qué no educar en el buen fútbol? Antes de dar mi opinión, quiero dejar claro que todas las formas de jugar son igual de respetables y correctas, pero al encontrarnos en el fútbol base en el cual el resultado no debe primar, creo que solo existe una forma de jugar que es la valida; el juego colectivo, el intentar tocar el balón en equipo y defendernos de los ataques del rival de la misma manera, en equipo. Es muy fácil dar el balón al niño que más destaca y que este regate a todos y meta gol, no, vayamos un poco más allá, eso es lo fácil, busquemos lo difícil, que todos se sientan importantes y participes del juego.

Mi reflexión es la siguiente:

Existen números estudiosos científicos los cuales demuestran que la capacidad de aprendizaje y absorción de destrezas en estas edades es enorme. Es por ello que nuestros entrenamientos deben estar compuestos por ejercicios en los cuales trabajemos todo lo referido a la técnica individual y colectiva.

Vayamos por pasos. Lo primero de todo la técnica individual, ¿Por qué? Porque si desde estas etapas no incidimos en el aprendizaje de gestos técnicos como el pase, el control, el disparo etc, el niño difícilmente podrá disfrutar del juego.

Una vez que nosotros hemos construido la base de estas habilidades, dejemos que el descubra, experimente, dejemos paso a la creatividad con el balón, nosotros, solo le daremos pequeñas pautas intentado en todo momento explicar el por qué de las cosas que le decimos.

Otro motivo por el cual debemos dar máxima importancia a la técnica individual, es que gracias a este desarrollo, mejor o peor, los niños podrán practicar un juego en equipo más o menos eficaz, pero en equipo. El fútbol es el deporte rey del juego colectivo, y gracias a este poder jugar con otros, los niños hacen amigos, aprenden a ser compañeros, a relacionarse. Así que gracias a una buena técnica individual, podrán llevar a cabo un juego colectivo con el cual van a disfrutar plenamente de su actividad preferida.

Así que amigos entrenadores-educadores, no nos olvidemos que somos el pilar fundamental en la formación del niño, y que gracias a nuestra buena labor, nuestros jugadores podrán disfrutar al máximo de este deporte, sin olvidar que otros entrenadores futuros se beneficiaran de nuestro trabajo.

Jorge Fernández Silió. @jorgjotta . 

Entrenador nivel I de fútbol.
Actual  entrenador del Benjamin «A» de la Real Sociedad Gimnastica De Torrelavega. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.