EL BALÓN A LA MEDIDA DEL NIÑO

 

La norma FIFA dice que:el balón reglamentario de fútbol tiene que ser de cuero o similar, con un perímetro de entre 68 y 70 cm. Su masa varía de 410 a 450 g y su presión de inflado, de 1,6 a 2,1 atmósferas”. Aunque a los balones de fútbol se le llama “esférico”, los balones más comunes son icosaedros truncados con 12 pentágonos y 20 hexágonos regulares. Las caras no son completamente planas, sino ligeramente curvas.

En partidos de competición se permitirá solamente el uso de balones que correspondan a las especificaciones técnicas mínimas estipuladas”.

Esta última norma de la FIFA, la que se refiere a las especificaciones mínimas estipuladas, es la que más en cuenta debemos tener a la hora de usar un balón de fútbol y que esté en consonancia con el deportista. Esta norma se refiere al balón tamaño nº5, ideal para categorías Cadete en adelante. Pero ¿y de la edad infantil hacia atrás, con que balón jugamos? El ideal es el balón de talla 4 para categoría alevín e infantil.

Este esférico, con el que trabajamos en las categorías inferiores, debemos adecuarlo al tamaño y edad del niño en su aprendizaje.

Tenemos multitud de razones para utilizar el balón nº 4, para niños entre 10 y 13 años, en detrimento del balón reglamentario (nº5), que utilizaremos a partir de los 14 años.

El balón de voleibol o fútbol playa ideal para Prebenjamines y Benjamines

Durante el primer peldaño de iniciación al fútbol, que comprende las edades de 5 a 7 años, es fundamental contar con el material adecuado, en este caso un balón adecuado. El ideal es el balón de voleibol o balón de fútbol playa. En esta etapa de iniciación e identificación de la pelota, el niño la considera como un juguete, donde comienza a manejarla y aplicar el componente lúdico en ella, con juegos de equilibrio, postura corporal, localización espacial, psicomotricidad y coordinación básica. Por lo tanto debemos contar con una herramienta, de tamaño y peso, que haga posible estas cualidades. Todo esto se conseguirá con el balón de fútbol playa, en esta etapa de minifútbol (futbol 3 ó 5). Incluso en la etapa Benjamín (8-9 años) el uso de este tipo de balones es ideal.

Solemos decir que lo más importante del fútbol es el balón. Estando de acuerdo con la frase, en lo que al futbol base se refiere, no la ponemos en práctica casi nunca. Si no empleamos el balón que se adapte a la medida del niño estaremos cometiendo un grave error.

Pedro Meseguer Díez @pmeseguer

Entrenador Nacional 

La Soledad del Entrenador @SEntrenador

También en Facebook

Deja un comentario